Redacción internacional.- Más de 525.000 personas están infectadas en todo el mundo por coronavirus, según los datos de la Universidad Johns Hopkins que recogen más 23.000 fallecimientos y 120.000 pacientes recuperados.

En esta triste clasificación, Estados Unidos alcanzó este jueves el primer puesto por número de contagiados de COVID-19, más casos que en China o Italia, según datos privados.

La Universidad Johns Hopkins indicó que la cifra asciende a 82.404 casos actualmente en el país norteamericano, mientras el diario The New York Times calculó que son 81.321 los contagiados.

En esta macabra lista, Italia registró hoy la cifra más alta de muertos por país: 8.165 al registrarse 662 en las últimas 24 horas. Según Protección Civil, hoy se registraron 4.492 nuevos casos, frente a los 3.491 del día anterior.

Por su parte, ya España se convirtió el pasado miércoles en el segundo país del mundo con más víctimas mortales por coronavirus después de Italia. Este jueves, el número de fallecidos ascendió a 4.089, después de que se registraran 655 fallecimientos en las últimas 24 horas, según las cifras del ministerio de Sanidad español.

CONFINAMIENTO GLOBAL

Ante el avance de la pandemia, cada vez más países cierran sus fronteras y ponen en cuarentena a sus poblaciones para preservar la seguridad de la población.

Más de un tercio de la población mundial, casi 2.600 millones de personas, se encuentra confinada en todo el mundo como medida de protección ante el coronavirus.

India, segundo país más poblado del mundo, entró en cuarentena el pasado martes y sumo a la cuenta de confinados a más de 1.300 millones de habitantes.

Junto al gigante asiático, varias provincias chinas -con Hubei, la zona cero del virus, a la cabeza-, diez países europeos, gran parte de Sudamérica, varios zonas de Estados Unidos, Sudáfrica y ciudades en todo el planeta, se han sumado al confinamiento obligatorio.

ASIA, LA MÁS CERRADA

Por continentes, Asia, por el número de población de la India, de ciertas regiones de China y de Pakistán, parte de Filipinas, encabezan esta triste clasificación de cuarentena.

Sin embargo, Corea del Sur, que cuenta con casi 10.000 infectados, no ha optado por las restricciones y sí por las pruebas y el distanciamiento social con relativo éxito.

En Oriente Medio, Irán, con más de 2.000 fallecidos y casi 30.000 contagiados, las autoridades anunciaron esta semana que en breve tomarían medidas de confinamiento pero no concretaron fecha. Por su parte, Israel, Jordanía y algunos ciudades de Arabia Saudí ya aplican el cerrojo de población.

EUROPA BAJO EL COVID-19

En Europa, ocho países del continente, tienen más de la mitad de los contagiados. Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, Italia, España, Alemania, Francia, Suiza, Reino Unido y Países Bajos, cuentan con más de 300. 000 personas infectadas.

Ante el avance sin freno de la enfermedad, diez países europeos ha tomado radicales medidas de confinamiento de sus poblaciones después de aumentaran peligrosamente los casos de contagio y, sobre todo, la cifra de fallecimientos en el sur del continente.

LIDERAZGO TRÁGICO DE EE.UU.

Junto a la noticia de que EE.UU supera a China por número infectados, la crónica fúnebre arroja otro frío dato estadístico: tercer puesto en cuanto al número de fallecidos con 1.178 decesos, por detrás de Italia y de China, según la Universidad Johns Hopkins.

Le sigue Canadá con 3.582 contagios, 36 muertos y 183 pacientes recuperados. Ambos países no han decretado un confinamiento general de su población.

Frente a ellos, Latinoamérica y el Caribe, que tiene aproximadamente 629 millones de habitantes, no están sufriendo todavía tan duramente las calamidades del virus pero, ante la previsión de su avance, muchas autoridades han forzado las cuarentenas y toques de queda como remedio preventivo.

De los dos grandes, Brasil presenta la peores cifras con 2.611 casos, 63 muertos y solo 6 recuperados, mientras México, que hoy paralizó las actividades no esenciales de la Administración, solo contabiliza 475 y 6 decesos.

Salvo estas dos naciones, casi todos los países de Latinoamérica, sin importar signo político, han cerrado fronteras y movimientos de sus ciudadanos ante el temor que sus sistemas sanitarios no soporten la avalancha del COVID-19.

ÁFRICA Y OCEANÍA, EN LA SALA DE ESPERA

El continente africano, que supera en su conjunto una cifra más de 2.500 infectados, empieza a tomar medidas. Sudáfrica, Marruecos y Ruanda son los primeros países que ha dictado el confinamiento mientras que Egipto cuenta con el honor de tener el primer infectado.

Entretanto, en Oceanía, Nueva Zelanda inició el miércoles una cuarentena de un mes con tan solo casi 300 contagios, mientras Australia,que ya cuenta con casi 3.000, ha planteado las primeras medidas de cierre de lugares públicos.

El avance de la enfermedad es de tal calibre que la información que está leyendo en este momento es probable que necesite otra actualización. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *