La Asociación de Empresas de la Zona Universitaria (Asoezu), hizo un llamado al Gobierno con una serie de propuestas de medidas para palear las repercusiones económicas que ha provocado la enfermedad covid-19 en las Mipymes de la zona.

Asoezu pidió la atención de las autoridades para encontrar formas de brindar soporte a los comerciantes de la zona universitaria, hasta el mes de septiembre, que es cuando se estima la reactivación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Bajo este panorama, que mantiene preocupado a los comerciantes, los empresarios han sugerido como primera medida ayuda con las facturas eléctricas, pues se quejan que están recibiendo facturas, con un consumo similar al de un mes de operación normal.

De la misma forma, pidieron soporte en los pagos de rentas de locales, pago de facturas en el Ayuntamiento del Distrito Nacional, así como otros impuestos.

Como tercer punto a considerar, pidieron extender los programas FASE y TSS hasta el mes de septiembre, que es cuando se estima la reactivación de la UASD.

Los empresarios estimaron necesario la renegociación de préstamos para que los comerciantes puedan aguantar hasta la activación de sus actividades económicas.

Por último, indicaron que aplauden la activación de fondos para préstamos con un interés bajo, acordado por el presidente Danilo Medina  en su último pronunciamiento, por lo que solicitan que se active un período de gracia de seis meses para iniciar los pagos de los mismos y así poder apalear las consecuencias del cese de operaciones.

Fausto Jiménez, presidente de la Asociación de Empresas de la Zona Universitaria (Asoezu), expresó que más de un 70 por ciento de las ventas en los comercios de la zona, son a estudiantes beneficiados con el Plan Solidaridad, lo que llevado  que alrededor de seis empresas han quebrado teniendo que cerrar sus puertas.