Rafael Pérez Modesto, del CNSS, advierte que “el ahorro, que es del trabajador, no está para solucionar problemas imprevistos”.

El Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), dispuso mantener la afiliación Seguro Familiar de Salud (SFS), por un período de 30 días más a todos los trabajadores suspendidos y sus dependientes directos y adicionales.

Mediante la resolución No. 493-01 se extendió el plazo de cobertura en atenciones médicas para aquellos trabajadores que continúan siendo afectados por la suspensión de sus contratos de trabajo y había vencido el período de protección de 60 días otorgado anteriormente mediante la resolución del CNSS No. 492-01.

“Por tal motivo, el Consejo prolongó el período de cobertura en salud para los afiliados al Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) que sean privados de un trabajo remunerado, porque sus contratos de trabajo fueron suspendidos durante el período de emergencia nacional, ellos mantendrán su cobertura en especie y sin disfrute de las prestaciones en dinero”, informó el gerente general del CNSS, Rafael Pérez Modesto.

El funcionario manifestó que la decisión fue tomada a unanimidad durante una sesión extraordinaria virtual del CNSS, la cual contó con la participación de todos los sectores integrantes de la entidad.

Resaltó que, con esta medida, el Gobierno como garante de la salud del pueblo dominicano, demuestra una vez más su compromiso con sectores vulnerables del país, en un momento de crisis internacional, producto de la pandemia del COVID- 19.

Asimismo, resaltó la buena disposición del sector laboral, empleador y del Colegio Médico Dominicano que ofrecieron su respaldo a la decisión sin objeción.

La resolución además solicita a la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) presentar un informe financiero sobre el estado de cuenta del cuidado de la salud.

Recordó que anteriormente se dispuso extender el plazo de cobertura de los recién nacidos para garantizarles los beneficios del SDSS, sin contar con el Número de Seguridad Social (NSS). Además, se mantiene la cobertura en los servicios de salud a los afiliados dependientes directos, que cumplan durante el Estado de Emergencia 18 y 21 años, siempre que sean estudiantes.